¿Qué es la vida? Es eso que se sucede mientras estás pensando en otras cosas

Para dar continuidad a la serie de artículos #YoAquiYoahora me gustaría comenzar con un pequeño cuento zen que te podría apoyar a entender el primer principio del mindfulness “aquí y ahora”:

Un guerrero japonés fue capturado por sus enemigos y encarcelado, aquella noche no podía dormir porque sabía que al día siguiente iba a ser interrogado, torturado y ejecutado.

Entonces surgieron en su mente las palabras que su maestro Zen le decía: “El mañana no es real, es una ilusión. La única realidad es el Ahora, el verdadero sufrimiento es vivir ignorando este Dharma (enseñanza)”.

En medio de su terror, súbitamente comprendió el sentido de estas palabras, se sintió en paz y durmió tranquilamente.

Es claro que en algunas ocasiones, nuestra mente se encuentra perturbada o atada a ciertas reflexiones  que nos apartan del ahora  (realidad)  generando pensamientos fuera de lugar que en su gran mayoría no son sensatos y crean esos problemas imaginarios (caricaturas mentales) que raramente se hacen realidad.

Sin embargo, déjame decirte que es algo completamente normal que esto pase, tal vez ni siquiera sea tu responsabilidad la aparición de esos pensamientos, lo que sí es tu responsabilidad es mantenerlos  y permitir que tanto te afecten.

¡La persona que está en atención plena restringe esos pensamientos!

“No detestes los pensamientos que aparecen, tampoco los ames. Sobre todo, no los mantenga, de todas maneras, sea lo que sea, debes practicar la gran postura sentada  aquí y ahoraSi no mantienes los pensamientos, éstos no vendrán por sí mismos. “ Koun Ejo

Pero ¿Cómo es eso posible?

Así como tu mente se va a “otra parte”, por supuesto que puedes hacerla regresar al presente concentrándote en un “ancla” como tu respiración, tu cuerpo o algún sonido en concreto.

Te comparto un ejercicio que te invito a realizar, el cual te puede ser útil a regresar al aquí y al ahora cuando tu mente divague.

Ejercicio:

  • Nota lo que estás experimentando a través de tus sentidos justo en ese momento, tomando una o dos respiraciones profundas y preguntándote lo siguiente:

¿Cuáles son tres cosas que puedes escuchar? (reloj, tránsito de la calle, alguna persona hablando, música, tu respiración).

¿Cuáles son tres cosas que puedes ver? (mesa, silla, un cuadro, alguna persona).

¿Cuáles son tres cosas que puedes sentir? (la silla debajo de ti, el piso debajo de tus pies, tu ropa, tu respiración).

¿Qué olores percibes?

Recuerda poner atención a través de un sentido a la vez.

Platícame tu experiencia en los comentarios o en redes sociales usando el hashtag #YoAquiYoAhora.

Te mando un fuerte abrazo

Edgar Trujillo

@edgaritzme

edgar@iniciatucamino.com