Yo aquí, yo ahora – Primer principio «Aquí y ahora» II

¿En realidad es tan fácil y simple el término AQUÍ Y AHORA? ¿Qué nos limita para llegar a este estado de paz interior?

La constante respuesta a estas preguntas es otra pregunta ¿Cómo lo hago?; y es ahí donde el diálogo interno nos inunda con una marea de conversaciones tan grande como nuestra imaginación.

Recordar lo que pasó y suponer lo que pasará, nos roban la mayor cantidad de tiempo y  energía; cada minuto que dedicamos a esas imágenes mentales, nos entretenemos en algo tan peligroso que sin darnos cuenta nos pone en riesgo para dejar de vivir nuestro presente.

“Nuestro cuerpo es el campo de batalla de las guerras que tienen lugar en nuestra mente”  Deepak Chopra

Vivir a un ritmo acelerado justificado por las exigencias del trabajo, la familia, los gastos, los miedos; solo nos roba la posibilidad de ser nuestra mejor versión, y parece no importar en realidad pero  ya le preguntaste a los tuyos, a esas personas que dices amar, ¿si tu ritmo les afecta o no?

Cuando vives atormentado en el pasado, ya sea el tuyo o el de alguien más, lo único que haces es reafirmar tu creencia de que tu historia de víctima es “la realidad” y pierdes de vista que solo es “tu realidad”. Dejar de estar en el “AQUÍ Y AHORA” significa no ESTAR cuidando lo pequeños detalles que acontecen alrededor tuyo y qué de cuidarlos seguramente podrían hacer la diferencia en tus resultados.

Por otra parte cuando te enfocas en los supuestos del futuro, tú discurso solo se queda en aquellas grandes ideas que “transformarán tu vida” solo que falta el pequeño ingrediente; que es HACERLO.

¿Por qué dejamos de estar en el AQUÍ Y AHORA?

La respuesta es contundente: PORQUE NOS FUNCIONA.

Cuando nuestro nivel de consciencia se mantiene adormecido; dejar de estar en el AQUÍ Y AHORA, nos funciona para seguir teniendo la historia perfecta de porque no tenemos lo que queremos.

¿Qué hacer para alcanzar el estado AQUÍ Y AHORA?

Cuida los pequeños detalles, ESCUCHA lo que acontece a tu alrededor, pero en realidad ¡ESCUCHA! Utiliza todos tus recursos en tus tres ámbitos: cuerpo, lenguaje y emoción.  Estate atento para que no pagues precios innecesarios que podrían no gustarte.

En la reflexión, no hay transformación; así es que deja de perder el tiempo, porque quizá te estás perdiendo la oportunidad de regalarte la vida que soñaste.

Así es que vive ya en el AQUÍ Y AHORA o ¡no!

Tú lo eliges.

David Munive

Coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+